Inicio / Internacionales / China tilda de ‘provocación’ el vuelo de dos nuevos bombarderos estadounidenses

China tilda de ‘provocación’ el vuelo de dos nuevos bombarderos estadounidenses

14505419323030

En el que supone el último capítulo de una larga serie de desencuentros, Pekín ha calificado hoy como “una seria provocación militar” la incursión de dos bombarderos estadounidenses B-52 en las inmediaciones de las islas Spratlydel mar de China Meridional, y exigió a Washington que ponga fin a este tipo de acciones en torno a un territorio que el gigante asiático se disputa con otras naciones vecinas.

El Ministerio de Defensa chino ha denunciado en un comunicado que losaviones de EEUU volaron el pasado 10 de diciembre cerca del arrecife Cuarteron, situado en el archipiélago de las islas Spratly, momento en el que cual el personal militar chino presente en la zona se puso en alerta y les advirtió de que debían marcharse.

El documento acusó a EEUU de incrementar la tensión entre ambos con acciones que “constituyen una seria provocación militar”, unos hechos que pueden desembocar “incluso en la militarización” de la zona. Para evitar que esto suceda, Pekín demandó al país americano “que adopte de inmediato medidas para prevenir que se produzcan estas peligrosas acciones y que no se deterioren las relaciones militares bilaterales”.

14459633190392

Además, pese a que China no anunció ninguna acción específica como respuesta, lanzó el mensaje de que su ejército “tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar la soberanía y seguridad de la nación”.

Enfrentamientos anteriores

El incidente no es algo nuevo. En la noche del 8 al 9 de noviembre, otros dos bombarderos B-52 ya volaron en las proximidades de las islas, según confirmó más tarde el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Este hecho se suma al encontronazo que se produjo entre ambos en octubre a raíz del acercamiento del buque de guerra norteamericano “Lassen” a menos de 12 millas náuticas de otra isla sobre la cual China reclama sus derechos de soberanía, algo que derivó en un intercambio de acusaciones y amenazas.

Al otro lado del océano, el comandate de la Marina y portavoz del Pentágono Bill Urban declaró que los EEUU llevan a cabo con regularidad misiones de entrenamiento con B-52 en la región, pero que en esta ocasión no tenían ninguna intención de adentrarse en el perímetro de las 12 millas náuticas de ninguna isla.

“Para esta misión, no teníamos ninguna intención de volar a menos de 12 millas naúticas” declaró el viernes Urban. “Los chinos han expresado su preocupación acerca de la trayectoria de vuelo de una reciente misión, y ahora estamos investigando el asunto” añadió.

Mientras tanto, un alto funcionario de Defensa estadounidense no identificado declaró al diario Wall Street Journal que el mal tiempo de aquel día podría haber contribuido a que el piloto a los mandos de una de las aeronaves se hubiera desvaído de su ruta y hubiera entrado sin quererlo dentro del territorio reclamado por China.

La tensión en las aguas del mar de la China Meridional es una constante desde hace varios años, ya que hasta seis países se disputan la soberanía de los territorios que hay en una zona que se supone alberga grandes yacimientos de gas y petróleo.

Desde hace dos años, los roces entre Pekín y Washington no han dejado de sucederse debido a la construcción de instalaciones chinas en archipiélagos disputados como el de Spratly, unos arrecifes en los que, según EEUU, el país asiático está erigiendo islas artificiales e incluso infraestructuras militares.

En la última ocasión en la que los presidentes de ambas naciones coincidieron (a finales de noviembre en Filipinas) Obama exigió a China que “frene sus actividades” en los islotes que controla en esa zona marítima y que detenga las “construcciones y la militarización” en el área, a lo que Pekín contestó diciendo que sus acciones son “lícitas, justificadas y razonables” y que Washington “debería de parar de jugar con el asunto del mar de China Meridional”.

Este desencuentro sigue al choque diplomático que ambos países protagonizaron esta misma semana a raíz de la aprobación de una venta de armas de EEUU a Taiwan, algo a lo que China dijo que se “opone con firmeza”.

Fuente: http:// www . elmundo  .es/

Si encuentras un error ortográfico, de sintaxis y/o redacción en la nota, seleccione el error y presione Shift + Enter o seleccione el texto y click aquí para hacérnoslo saber. ¡Muchas gracias!

¡Deja tu comentario!

Comentarios

También puedes ver

Estados Unidos aprobó extradición del expresidente Martinelli a Panamá

El Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó la extradición a Panamá del expresidente Ricardo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.